Meditación para desarrollar amor

Comparte

Meditación para atraer el amor

Manteniendo la posición cómoda, los ojos cerrados y siguiendo con una respiración pausada y la mente relajada, visualízate a ti mismo. De pie o sentado, en un escenario tranquilo, el que prefieras: una pradera, a la vera de un río, o en una habitación vacía de tonos pastel. Visualízate sereno, feliz, sin pensamientos sino completamente relajado. Observa todo tu cuerpo, cada músculo, cada extremidad, imagínalos vacíos, como si vieses una carcasa de ti mismo.

Centra tu atención en el pecho, al centro, donde está tu corazón. Ahora míralo latiendo, brillando, envuelto de energía. Obsérvalo, escucha sus latidos, mira cómo lentamente, con cada palpitación, tu corazón comienza a enviar una luz brillante hacia todo tu cuerpo. Es una energía que brilla en color verde, un rayo que va llenando centímetro a centímetro tu cuerpo. Observa cómo el cuerpo se ve rozagante, lleno de vida, de energía que lentamente comienza a salir, envolviéndote en un halo de color verde, brillante y puro.

Observa cómo esta energía que te cubre, ahora se agranda. Ocupa ya toda la habitación, asciende hacia el cielo, recorre la ciudad, llevándote flotando por donde va. Te estás conectando con el amor más puro, con el todo, contigo mismo. Nota cómo esta energía se expande y alcanza a los demás, mientras en tu mente te repites una afirmación muy cierta:“soy un ser de amor, estoy listo para darlo de manera pura y absoluta, y estoy listo para recibirlo”.
Repítelo en tu mente mientras vas recorriendo los paisajes, envuelto de esta energía que abre tu corazón al amor. Tomate todo el tiempo que quieras, disfrutando cada segundo y sintiendo cómo esa energía te llena de paz y amor.

Cuando te sientas listo para regresar, visualízate volviendo a la habitación donde estás. Respira lentamente, y ve desvaneciendo la imagen en tu mente hasta ver sólo un color. Llena de aire tu cuerpo, ahora completamente energizado y listo para abrir las puertas a las nuevas experiencias, al amor, a la felicidad.

Deja la mente vacía de pensamientos mientras sólo respiras, y lentamente comienza a volver al entorno. Abre los ojos sin cambiar la posición de tu cuerpo, disfruta de esta calidez de la energía que has recibido. Ya puedes reincorporarte a la vida diaria, renovado y preparado para el amor que el mismo Universo tiene listo para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>